Más de 70 años sobre ruedas.

La historia de CALMERA comienza en 1942, cuando abrimos en Madrid un pequeño local para la venta y reparación de bicicletas, con el nombre inicial de Ciclos Lumbreras (apellido del fundador) junto al Paseo del Prado y al Jardín Botánico. Es plena posguerra y son años de dificultades económicas; la bicicleta se muestra (entonces y ahora) como el vehículo ideal debido a su precio asequible y a la versatilidad de su uso para desplazamiento o deporte.




Su fundador, Vicente, también emprende por esa época la Distribución al mayor, viendo la necesidad de compra de material por parte de otras tiendas de bicicletas y talleres. Viaja inicialmente en tren –con su bicicleta- por distintos pueblos y ciudades recogiendo pedidos, para unos días después entregarlos él mismo con un pequeño camión.

Durante los años 50 y 60 se amplía la oferta incorporando Motos, Artículos de Bebé y Artículos de Fitness.

Después de alguna mudanza y varias ampliaciones, CALMERA se traslada a la Calle de Atocha, 98, lugar donde continuamos hoy en día. En años posteriores se fueron abriendo otros locales diferenciados según su actividad. Actualmente la empresa se compone de dos tiendas de CICLISMO (calle de Atocha, 98 y calle de O’Donnell, 7), una tienda de ARTÍCULOS PARA BEBÉ (calle de Atocha, 96), una tienda de MOTOS y boutique para el motorista (calle de Atocha, 94), una tienda de FITNESS y artículos para la salud (calle de Atocha, 119), así como un Centro de DISTRIBUCIÓN AL MAYOR DE CICLISMO Y FITNESS (Autovía de Andalucía, km. 14)